Posts Tagged ‘Castro Urdiales’

Estudios y exposiciones individuales y colectivas

Written by administrator. Posted in Blog

obra En 1970 la aportación de Ignacio García Ergüin reflejó dos cuadros para el recuerdo: El túnel y Atalaya (Mundaca). Estamos hablando de las fiestas de Bermeo, que ya contaron con la participación del artista por medio de una carta recibida en el mes de agosto del año anterior, debido al interés del pintor en las gentes, escenarios, paisajes y mundo de la pesca desde sus inicios en la localidad de Bermeo. En el catálogo que hemos tenido acceso, la colaboración en la XXI Exposición contó con artistas de la primera escena: J. Aranoa, C. Párraga, J. Ormaetxea, E. A. Zubia, C. E. Gil, J. Arocena, A. Bilbao, P. Sáez, J. R. Galdona, G. Barrena, A. S. Largacha, J. L. Latorre, J. Jaureguizar, A. J. Jaureguizar, P. M. Laspiur, J. L. Pérez Díez, J. M. Lizundia, L. Soriano Quirós, J. Aróstegui, I. Arriola, V. Amparan, J. Ferrer Carbonell, J. R. Luzuriaga, A. Duque, R. Barreiro, J. Aróstegui y J. R. Uriarte. Sus obras, que fueron exhibidas desde el 8 al 16 de septiembre de 1970, fueron una continuidad a una serie de eventos que ya estaban en la agenda de una localidad que siempre ha contado con el interés de apoyar la cultura por medio del arte. Los dos cuadros de García Ergüin, que fueron vendidos años atrás, forman parte de una extraordinaria aportación a una exposición colectiva con las primeras espadas del panorama vasco de la época.

Sobre algunos pasos

Written by administrator. Posted in Blog

Los primeros pasos en la pintura, las aficiones, algo de teatro, la natación y las primeras exposiciones hasta hoy

Sobre algunos pasos

Del nacimiento, que fue un 22 de julio de 1934, los años han dado paso a una serie de etapas y episodios que llaman la atención, y que se traducen en la mirada a un contexto poco favorable en tiempos de guerra, cuando la comida escaseaba, había problemas de abastecimiento y el seminario era un espacio de estudio, convivencia y refugio. Las pinturas, que entraban en la imaginación, no fueron una constante hasta 1951, ya que los esfuerzos, materiales y el uso del color se dejaban en las primeras acuarelas, por lo que se puede decir que eran unos escarceos en un mundo nuevo, donde aparecían las artes por medio de las representaciones de las obras de Muñoz Seca, así como las lecciones en latín y castellano, como se refleja en algunos de los documentos localizados en los distintos procesos de digitalización. La piscina, el deporte, los largos y la puesta en marcha de una condición atlética fueron esenciales y siguieron una recia disciplina que logró la concentración en una serie de objetivos. De la mano de Solís y Salinas, en la escuela, al lado de figuras como José María Cundín, que más tarde se dedicó a la escultura y emigró a la ciudad de Nueva Orleans, García Ergüin muestra sus dibujos, ensayos, escritos de aquella etapa y donde el conocimiento y experiencia se dieron cita en la recreación de los cuadros denominados primitivos que tanto valor han conseguido con el tiempo.