Posts Tagged ‘Bermeo’

“No existe ni figurativo ni abstracto, sino buena o mala pintura”

Written by administrator. Posted in Blog

002_Cabo_Izarra_II

Con la frase “decorado por vizcaínos y guipuzcoanos, el buque turístico Izarra vendrá al puerto de Bilbao para recibir los últimos retoques”, García Ergüin, en palabras de Adolfo Echevarría, “iluminará” el salón de baile

“No existe ni figurativo ni abstracto, sino buena o mala pintura”

A mediados de los sesenta, se proyectó otra posibilidad de llegar al gran público, por medio de la participación directa en la elaboración de la decoración y pintura del Cabo Izarra, uno de los grandes buques de la época, como quedó constatado por las distintas fuentes de información consultadas. Además, después del éxito de la Exposición en la Sala Grises, así como la repetición en la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes, la aparición de Toledo, y la primera estancia en Saint Paul de Vence, colocan al artista vizcaíno es la escena y en el recibimiento de los primeros elogios en medios de comunicación. A ese tanto, la figura de Adolfo Echevarría, que se quiso sumar a dejar una serie de buenas palabras, observamos la aparición de “una serie de paisajes toledanos de seis por dos metros, además de diez pinturas sobre temas distintos que armonizarán perfectamente con el complemento de la sala”. El Pueblo Vasco, el 3 de diciembre de 1966, ya se adelantaba a una inauguración oficial en la que participaron artistas vizcaínos (Largacha y Ergüin) y guipuzcoanos (Goicoechea), los que dejaron una señal de su arte pictórico, y una referencia como primeros espadas gracias a su consolidación en el ámbito nacional e internacional.

Aquellas palabras

Written by administrator. Posted in Blog

001_Pintando_1966

De la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes quedan en el recuerdo grandes momentos, exposiciones y el inicio de una carrera profesional que se consolidó en la década de los sesenta

Aquellas palabras

En el recuerdo quedan las palabras escritas de personalidades del talante de Manuel Llano Gorostiza, que se sumó a aquellos escritores y periodistas que vieron en la figura de García Ergüin un relevo, una opción y una manera de encontrar el arte del interés de todos los públicos, sobre todo por las temáticas abordadas. La pasión del artista por Toledo ya era notoria, sin dejar de lado los paisajes de exteriores, los retratos o la fuerza de aquellos cuadros de los primeros viajes por París. Del retrato de Ricardo Toja, pintor ya fallecido, nos adentramos en otros artículos de época, de la mano de Carlos Prieto, que realizó un significativo reportaje para el diario ABC, por el que podemos conocer las primeras impresiones en los medios de comunicación de un Ergüin joven, que se presentaba en sociedad con menos de 30 años. De esta manera, pasamos a la prosa de Prieto, que seduce desde el primer momento: “Ignacio García Ergüin tiene veintisiete años; la vida por delante, y un inminente porvenir que reclama atenciones merecidas. Bilbao está a punto de tener un pintor de gran categoría”. Llano Gorostiza, bajo el título de “Nada menos que todo un pintor”, lleva al lector a disfrutar de otras líneas con bastante sentido: “Ignacio García Ergüin no ha defraudado a nadie en esta sala del Círculo de Bellas Artes, llena de presentimientos vascongados. De mí se decir que tendré grabado para siempre, como augurio de una carrera pictórica brillantísima, lo que don Daniel Vázquez Díaz, el maestro y guía de la pintura española actual, con sus ojos cargados para siempre de estructuras paisajísticas de Fuenterrabia y humedades del Bidasoa, me dijo, tomándome del brazo y llevándome hacia un lienzo de la Exposición que recoge un tema humilde, cotidiano, vulgar y corriente: “Me basta esta mancha para asegurarle que García Ergüin es pintor. Esperen los bilbaínos diez años y verán dónde llega …”. Y llegó.