Posts Tagged ‘Arte Vasco’

De repaso en repaso

Written by administrator. Posted in Blog

De aquel cartel en el que rezaba “García Ergüin pintor. Hoy, viernes a las 8 horas de la tarde, cóctel inauguración de la exposición permanente de su obra reciente, en su Galería – Estudio del Pueblo Marinero (plaza interior), en Costa Teguise”

De repaso en repaso

La Provincia de Lanzarote (viernes 5 de julio de 1991) abría su primera página con una serie de noticias. “Al final”, según nos relata Ergüin, “conseguimos colocar un anuncio en el margen inferior de la izquierda, para enunciar la presencia de una exposición permanente en la galería que tuve en Pueblo Marinero”. En la actualidad, como comprobamos en el mes de diciembre de 2012, los recuerdos del árbol centenario, el Hotel Salinas y otra serie de detalles de interés de Costa Teguise, los años pasan, por lo que el estudio es ahora una farmacia y la reconversión de la zona ha creado un turismo creciente y estable, algo diferente al vivido por García Ergüin desde su llegada a Lanzarote a finales de los setenta. En el mes de enero de 1992, otros medios de comunicación se hacían eco de la exposición del pintor en la Real Maestranza de Sevilla, es decir, aquella ópera pintada (Carmen) como describimos en estos días pasados. El inicio de ese proceso, que comenzó en la Galería Tavira, dejó una serie de hitos del pasado, que formarán parte de esa biografía que se subirá a la Wikipedia en los próximos veces, una vez tengamos cumplimentada la primera documentación del artista.

Un recuerdo, una sucesión de cuadros y un homenaje a la tierra vasca

Written by administrator. Posted in Blog

Las referencias en la Sala Gavar entre 1974 y 1975 son una sorprendente fiesta de amor por la cultura vasca, su tradición, costumbres y paisajes, donde encontramos la figura de Iñaki García Ergüin como un interlocutor válido

Un recuerdo, una sucesión de cuadros y un homenaje a la tierra vasca

El 19 de diciembre de 1974, Madrid acogió una de las exposiciones más relevantes de lo que fue la escena artística de mediados de los 70, con las primeras espadas de la pintura vasca, así como con la consolidación de Iñaki García Ergüin, que se consagró en un pintor de fondo, después de haber encajado sus perspectivas y la nueva técnica adquirida en el desarrollo de su profesión. Los viajes por Estados Unidos y la ciudad de Múnich, sin dejar de lado las exposiciones internacionales, lograron que mezclase lo aprendido fuera y la recuperación de aquello que siempre ha viajado con él, que son sus propias raíces.