Posts Tagged ‘Alejandro Cabrera’

Hablamos de la obra taurina

Written by administrator. Posted in Blog

El Niño de la Capea, Espartaco, el Cordobés, los carteles de la Feria de Bilbao y otra serie de obras forman parte de una colección dedicada al mundo del toreo a lo largo del siglo XX

Hablamos de la obra taurina

Era uno de los temas que se iniciaron en el mes de julio. García Ergüin ha sido un pintor que ha generado una serie de temáticas de calado, destacando la quietud y el movimiento, la fiesta y tradición, y encontrando el punto de equilibrio en cada cuadro, debido a una constante investigación en su obra. La foto ha permitido que haya crecido, estudiado y ejecutado la mayor parte de sus cuadros. En este sentido, está familiarizado con el detalle de buscar la referencia en la imagen, que es la base para poder emprender el trabajo. En este caso, cuando hablamos de toros, matadores, toreros y tauromaquia percibimos un sentimiento especial que viene de hace muchos años. El Niño de la Capea, por ejemplo, las relaciones con los empresarios taurinos en Salamanca o Bilbao, y las famosas tertulias de los cafés de la época forman parte de un escenario que destaca por encima de todo. Asimismo, la figura de Alejandro Cabrera, que hemos recuperado en las últimas semanas, ha considerado una serie de recuerdos del pasado que estamos rescatando debido al sentido y significado en la propia digitalización de la obra.

Carisma, expresión y un sentido recuerdo

Written by administrator. Posted in Blog

La figura de Alejandro, que fue uno de los personajes célebres en la ciudad de Bilbao, logró centrar la atención del pintor en el siglo XX, donde coincidió con él en más de una ocasión y le sirvió de modelo para numerosas obras y retratos

Carisma, expresión y un sentido recuerdo

El fallecimiento de Alejandro Cabrera fue el final de una personalidad que fue conocida en la ciudad de Bilbao. No sólo por su figura, su forma de ser o de conocer y difundir las noticias de actualidad en los bares, a las personas más cercanas o a todo aquel que entablaba una conversación con él. De una inteligencia callejera, supervivencia innata y de oficio comerciante y vendedor, García Ergüin entabló amistad con el paso del tiempo, pero también fue modelo para una serie de obras que están relacionadas con un hombre que amaba a los toros, entre otros aspectos. Su cara, sus gestos, conversaciones y diálogos inteligentes propiciaron conversaciones serenas, efusivas y con un trasfondo social en la etapa de los setenta, ochenta y noventa. Como hemos comentando, Alejandro vendía lotería, periódicos y revistas, pero en el fondo seducía por su forma de andar, de ser y sus opiniones, que no dejaban de lado a nadie, sobre todo cuando los temas de conversación giraban alrededor de la tauromaquia. En ese sentido, Ergüin, en 1981 (“Alejandro Torero”), supo recrearse cuando Alejandro dio unos pases a un becerro. En las imágenes que dejaremos en las distintas redes sociales, se puede decir que estamos ante un icono social de la ciudad de Bilbao, es decir, una persona que fue querida y admirada, y que encontró la muerte y descanso un 11 de septiembre de 1996, con apenas cincuenta años de edad.