Cielos

Written by administrator on. Posted in Blog

Entre las temáticas que evocan la cercanía y la lejanía con los elementos, descubrimos una de las colecciones de mayor interés a mediados de la década de los 90

Cielos

Cuando en el año 2012 la Galería de Arte Juan Manuel Lumbreras apostó por la Exposición de Toledo, se observaron varios detalles. El primero de ellos es la admiración del pintor por una ciudad que conoció en los viajes de la década de los cincuenta del siglo XX, pero también por su paisaje, edificaciones, cultura y el sentimiento que se respira cuando una persona toma contacto con sus calles. Por otro lado, las posibilidades en el análisis de la perspectiva, llevan al interesado a conocer dos aspectos importantes del cuadro: la mirada y el cielo. Sin embargo, la segunda temática que ocupa en este caso, nos conduce a la década de los ochenta, siguiendo la estela de los paisajes de Castilla, así como con la recuperación del color y la luminosidad. Las “playas castellanas”, extensiones llanas y prolongadas, en las que aparecen algunos elementos de vez en cuando, recogen el día y la noche, el atardecer y la llegada del día, todo en su justa medida. En ese sentido, Ergüin rescata de sus recuerdos los primeros viajes, el calor y esfuerzo de cargar con los materiales en la etapa de verano y las obras que recogían esa mirada a la lejanía, aunque transmitiendo cercanía por medio del acercamiento de los campos y de los Cielos. En ese origen, aprovechando el segundo salto internacional, quizás el de la madurez como artista, hay que hacer una mención especial a los cuadros analizados de la segunda mitad de la década de los 90, en los que se observa la claridad, los trazos de las nubes y el ambiente despejado que logra la relajación y la observación.

Entre el “Mar y nubes” (73×68 óleo sobre tabla – 1987) y “La luna” (16×22 Tablex – 1986), justificando una serie de comentarios acerca de la segunda etapa sobre Castilla, Tierra de Campos lleva al pintor a exponerse al paisaje, a su luz y procura cuidar todos los colores, pero dejando constancia de una observación, como si estuviéramos detrás de la cámara y dejando que el ojo captase el mejor momento para tomar la fotografía. Son el antecedente claro de una colección que vendría más tarde con el título de Cielos, pero siendo los protagonistas, dejando la tierra y sus elemento en el pasado. En “Nubes y puesta de sol” (130×130 Óleo sobre tabla – 1987), ya observamos un cambio de tendencia y la puesta firme por seguir otro camino en las temáticas de un pintor que destaca por su dinamismo.

En tamaño grande, a la espera de una segunda revisión, o bien la posibilidad de crear una serie especializada, sobre todo teniendo las opciones de los encargos, hace que nos fijemos en Lanzarote, Castilla o los recuerdos de las exposiciones de Alemania, donde se recoge la mezcla de paisajes naturales. Quizás el término armonía es el adecuado para poder matizar e interpretar la tranquilidad, vistosidad y mensaje de una obra mayor y que ha sido rescatada para recordar una de las etapas más interesantes en la obra de García Ergüin. En ese escenario, los cuadros soñados, de efecto, que destacan por los colores llamativos son otra continuidad, aunque no de forma directa con la exposición directa son un paso en la evolución de un artista que ha sabido evolucionar, modificar sus propias estructuras y adecuarse a otras opciones. De la serie Cielos se vendieron la mayor parte de las obras producidas, quedando en el recuerdo como un puente entre el pasado y presente, pero también como una alternativa a explotar en otros tamaños, quizás de forma muy personalizada y por encargo.

Exposiciones

De la Caja de Ahorros de Navarra (1993) a los actos que se celebraron en Laval (2000), ciudad francesa, la trayectoria de Ignacio García Ergüin se recoge en un importante repositorio de documentos, notas de prensa, catálogos y archivos que han sido digitalizados y que representan una de las etapas más significativas de un pintor que pasa de Cielos a Playas, o bien, a la presentación de los dibujos y esbozos del pasado, siempre con la mirada puesta en el estudio de la forma, color, elementos y reflexionando en los musicales. La madurez de Cielos abre un capítulo que tendrá una continuidad, debido a la cosecha de recomendaciones que se trasladaron en aquella etapa. En ese sentido, cabe destacar la trayectoria de la temática en varias obras:

Cielo azul nube gris 200×130 Óleo sobre tela – 1994

Nubes grises playa blanca 130×97 Óleo sobre tela – 1994

Cielo gris azul 146×114 Óleo sobre tela – 1993

Cielo gris rosa 146×114 Óleo sobre tela – 1993.

Fuente de información:

-Archivos de Iñaki García Ergüin.

-Medios de comunicación.

 

Para más información

Ignacio García Ergüin

Web: http://garciaerguin.es   

Facebook: http://facebook.com/garciaerguin   

Twitter: http://twitter.com/garciaerguin  

Flickr: http://flickr.com/photos/garciaerguin 

YouTube: http://youtube.com/inakigarciaerguin

Google Plus: https://plus.google.com/108846756574271829051

Vimeo: http://vimeo.com/garciaerguin

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trackback from your site.

administrator

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.