Aquellas palabras

Written by administrator on. Posted in Blog

001_Pintando_1966

De la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes quedan en el recuerdo grandes momentos, exposiciones y el inicio de una carrera profesional que se consolidó en la década de los sesenta

Aquellas palabras

En el recuerdo quedan las palabras escritas de personalidades del talante de Manuel Llano Gorostiza, que se sumó a aquellos escritores y periodistas que vieron en la figura de García Ergüin un relevo, una opción y una manera de encontrar el arte del interés de todos los públicos, sobre todo por las temáticas abordadas. La pasión del artista por Toledo ya era notoria, sin dejar de lado los paisajes de exteriores, los retratos o la fuerza de aquellos cuadros de los primeros viajes por París. Del retrato de Ricardo Toja, pintor ya fallecido, nos adentramos en otros artículos de época, de la mano de Carlos Prieto, que realizó un significativo reportaje para el diario ABC, por el que podemos conocer las primeras impresiones en los medios de comunicación de un Ergüin joven, que se presentaba en sociedad con menos de 30 años. De esta manera, pasamos a la prosa de Prieto, que seduce desde el primer momento: “Ignacio García Ergüin tiene veintisiete años; la vida por delante, y un inminente porvenir que reclama atenciones merecidas. Bilbao está a punto de tener un pintor de gran categoría”. Llano Gorostiza, bajo el título de “Nada menos que todo un pintor”, lleva al lector a disfrutar de otras líneas con bastante sentido: “Ignacio García Ergüin no ha defraudado a nadie en esta sala del Círculo de Bellas Artes, llena de presentimientos vascongados. De mí se decir que tendré grabado para siempre, como augurio de una carrera pictórica brillantísima, lo que don Daniel Vázquez Díaz, el maestro y guía de la pintura española actual, con sus ojos cargados para siempre de estructuras paisajísticas de Fuenterrabia y humedades del Bidasoa, me dijo, tomándome del brazo y llevándome hacia un lienzo de la Exposición que recoge un tema humilde, cotidiano, vulgar y corriente: “Me basta esta mancha para asegurarle que García Ergüin es pintor. Esperen los bilbaínos diez años y verán dónde llega …”. Y llegó.

Dicen que para comprobar la verdad hay que informarse, analizar las fuentes de información y consultar el pasado. Y repasar todas las notas, los autores, escritores y periodistas, su relación con los medios y la forma de llegar a un público que se informaba por medio del papel, porque nos íbamos al catálogo, la noticia que aparecía en el diario y las entrevistas en radio, aunque éstas no eran para todos. La vida profesional de Ergüin se consolidó en 1960, con su primera exposición en la Sala Arthogar (Bilbao) en noviembre de ese mismo año, pero el saltó a la gran plaza fue en la Sala Goya del Círculo de Lectores de Madrid, por medio de un evento que se realizó el 28 de noviembre y finalizó el 11 de diciembre de 1961.

Con un comienzo prometedor, la crítica, artículo y reportaje de Manuel Llano Gorostiza, no puede dejar a nadie indiferente, aunque hayan pasado más de 50 años, porque lleva el sello de identidad de ese primer vocabulario escrito atribuido a la figura de Ergüin, el cual no dejó a nadie indiferente en las primeras de cambio: “Ignacio García Ergüin era hasta hace poco un desconocido. Incluso para los aficionados de su rincón nativo. Era un muchacho encajado en el engranaje de la más importante hidroeléctrica de España. Quiso Dios que sus jefes se fijaran en él e hicieran honor a un mecenazgo y a un desprendimiento que dice todo en favor de la Empresa, becándolo, generosamente, para que pudiera entregarse a lo que era una vocación irrefrenable: el cultivo de la pintura”.

Para Carlos Prieto, de ese “sólo fue un niño que tenía lapicero”, aparece el resumen que llevó a Ergüin a Francia, Alemania y Toledo, porque en Madrid describió su pasó por las principales ciudades que le podía reportar conocimientos, idiomas, intereses varios y una proyección que se consolidó en los sesenta por la necesidad de consolidarse como una de las promesas reales para un panorama artístico que precisaba de nuevos pintores. Ante la pregunta, “¿El pintor que esperamos?”, el artículo y reportaje lleva a una interesante reflexión: “Tus obras tendrán en la gran Sala un magnífico escenario y un abundante público de un verdadero acontecimiento”. Y así ocurrió.

Fuentes de información:

-Diarios y medios de la década de los sesenta.

-Recortes de periódicos digitalizados en el mes de junio de 2012.

Para más información

Ignacio García Ergüin

Web: http://garciaerguin.es  

Facebook: http://facebook.com/garciaerguin  

Twitter: http://twitter.com/garciaerguin  

Flickr: http://flickr.com/photos/garciaerguin

YouTube: http://youtube.com/inakigarciaerguin

Google Plus: https://plus.google.com/108846756574271829051

Vimeo: http://vimeo.com/garciaerguin

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trackback from your site.

administrator

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.